Actividades preparatorias

Reseña de la Noche de Presentación del VIII ENAPOL: ASUNTOS DE FAMILIA, sus enredos en la práctica

El martes 25 de octubre se realizó la Noche de Presentación del VIII ENAPOL. Una noche a sala llena que, con gran entusiasmo, reunió al psicoanálisis y al arte. Alejandra Glaze y Viviana Mozzi, sus Directoras, Flory Kruger, Presidenta de la FAPOL y Ernesto Sinatra, Presidente del VIII ENAPOL, presentaron de un modo preciso y cautivante los lineamientos que guiarán el trabajo de investigación. El VIII ENAPOL nos reunirá los días 14 y 15 de septiembre de 2017 en el Hotel Hilton de Buenos Aires

Al finalizar la presentación de Viviana Mozzi, inesperadamente las luces del auditorio se apagaron para dar lugar a las voces de cuatro actrices, quienes con una pequeña linterna que iluminaba sus textos, leyeron en distintos momentos, cartas de Sigmund Freud, Ernest Jones, Salvador Dalí, Friedrich Nietzsche, James Joyce y Eva, la madre de Kevin. Cartas escritas en el siglo pasado que crearon el marco para introducir "los asuntos de familia…".

Así, sorprendidos y causados por la impecable selección de cartas que realizó Daniel Aksman y la coordinación de la puesta en escena organizada por Silvia Bermúdez, tomó la palabra Flory Kruger quien comenzó expresando que la familia es una institución que ha sufrido cambios a lo largo de la historia, propios de las resonancias de cada época. Basándose en la referencia de Lévi-Strauss al matrimonio tradicional como el que da origen a la familia, constata que la definición dada por el antropólogo francés ha quedado un poco desactualizada.

Por otro lado, expresó que Lacan con la lingüística da un paso más con la metáfora paterna dando cuenta de la sustitución de la naturaleza por la cultura. Esto posibilitaría el advenimiento del sujeto y por lo tanto del deseo, más bien, de un deseo que no sea anónimo. Recortó un fragmento de La historia de la sexualidad, de Michel Foucault y ubicó marcas de la época victoriana en la que la sexualidad quedaba encerrada. La familia conyugal la confisca en la seriedad de la función reproductiva. Entonces hoy, refirió, nos encontramos con nuevas formas de familia y distintos tipos de demandas. En la clínica se apunta a la particularidad del sujeto recortando el síntoma para cada uno.

De Freud se extrae el pasaje por el Edipo. De Lacan, la formalización del Edipo en términos lingüísticos y advertidos de la decadencia del padre, teniendo siempre como brújula que la orientación de la cura es hacia lo real. De Miller señaló el saber hacer en la práctica no sin la referencia edípica que permite ubicar y orientar al analista.

La familia como aparato de goce, es el campo donde se juegan los asuntos de familia. Hoy nos encontramos ante nuevas configuraciones familiares, cambios de la estructura tradicional. Familias tradicionales, monoparentales, ensambladas, homoparentales, dos mamás, dos papás, etcétera. Estas mutaciones familiares tienen consecuencias para el psicoanálisis. Para finalizar Flory Kruger presentó una viñeta de su práctica clínica, que ilustra perfectamente lo enunciado y concluye expresando que "la familia es algo a atravesar de la mano de un análisis con miras de acceso a un amor más digno, un deseo más liberado y un goce más regulado".

Luego de una nueva lectura de cartas, Ernesto Sinatra realizó su presentación en dos partes. En la primera se refirió a las Conversaciones como un dispositivo de Escuela, que volverá a caracterizar el próximo ENAPOL. Destacó que ellas constituyen un lugar privilegiado del lazo asociativo, pues su convocatoria se halla dirigida no sólo a los miembros sino que además incluye a los no miembros, agregando que éstos, en vecindad con nuestras Escuelas de la AMP, constituyen un firme soporte de su realización.

En la segunda, luego de señalar la nostalgia como una cicatriz del nombre del padre –compartiendo recuerdos de viejos programas de televisión–, nos advirtió: ¿cómo dedicarnos a los asuntos de familia sin interponer las nostalgias que nos han tocado? Planteó que la familia es, para cada uno, el sitio inaugural donde se aloja el Otro decisivo –el Otro materno– y que allí se emplazan las relaciones de parentesco, por lo que define a la familia como lo que condensa el lugar y el lazo.

Aplicando uno de los temas de las Conversaciones ("Violencia y segregaciones familiares") destacó el femicidio como un nuevo nombre de un viejo problema; nada más ni nada menos que "el retorno impotente del padre/hombre cuando no soporta lo hétero que actualiza una mujer", en el intento de destruir en el Otro las diferencias sexuales marcadas por la castración en Uno, desplazando el kakón en el Otro femenino.

Para finalizar, subrayó que al final de un análisis, la familia puede transformarse en Otra cosa: los personajes advienen elementos inconsistentes de un conjunto; y allí arriesga una definición de familia –que correspondería a un analizado–: "las marcas del Otro en uno", agregando que de ese modo la familia habrá sido privada de su función en el fantasma. Se produciría así, en esa torsión que permite un análisis, un desprendimiento, luego de reducir el goce del sentido ligado al deseo del Otro, al goce singular encausado por el deseo de cada uno.

Así, en un clima de alegría y entusiasmo, en una noche de encuentro diferente… ¡queda inaugurada la comunidad de trabajo del VIII ENAPOL!

Reseña de: Natali Boghossian, Laura Valcarce y Leticia Varga.