Librería

Pasos hacia una economía de los goces de Gerardo Arenas estará en nuestra librería

Pasos hacia una economía de los goces(Grama, Buenos Aires, 2017)

Con el estilo y rigurosidad que caracterizan al autor, este libro invita a no dar por sentado saberes establecidos.
Parte de lo que llama una suerte de oxímoron ya que hablar de economía de los goces sería un recurso poético para cometer la imposible ensambladura entre dos elementos de naturaleza heterogénea: goce y economía.
Las palabras no alcanzan a nombrar por completo la zona oscura del goce.
En contraposición, la economía alude a algo concreto y definido, vinculado con los aspectos materiales de la existencia. Remite a la medida y contabilidad de los bienes con la posibilidad de someterlos a las leyes matemáticas del cálculo.
Gerardo Arenas sin tomar las enseñanzas de Freud y de Lacan como letra muerta, sino partiendo de ellas, avanza sobre una hipótesis propia:
"Supongamos que el goce de la vida se distingue del goce del Otro y que este no existe. Por ser siempre nulo no hay razón para que el goce del Otro ingrese en una economía que él no podría afectar en nada.
El goce de la vida, en cambio, debe formar parte de esa economía, ya que sus pérdidas o incrementos son una variable clave para la experiencia analítica - así lo dicen los analizantes mismos.
Proponemos entonces:

  • No confundir goce del Otro y goce de la vida
  • Aceptar que no hay goce del Otro
  • Excluirlo( por ser nulo) de la economía de los goces
  • Reemplazarlo en ella por el goce de la vida".

Somete a prueba los desarrollos teóricos arrojados en este texto. Para ello toma ejemplos de tres testimonios de AE para verificar cómo mediante el análisis la reducción del goce del sentido y el goce fálico, permitió maximizar el goce de la vida.
Finalmente avanza echando luz sobre temas que siguen siendo de actualidad dentro del campo del psicoanálisis: el trauma, el autismo y el fenómeno psicosomático.

María Luján Ros

En este libro se encontrará un breve ensayo sobre la pluralización de los Nombres del Padre.