Prensa y difusión

#AsuntosEpistolares 1

Envía: Lisa Erbin (EOL)

Queridas hijas:

Ha llegado el momento.
Estoy en las últimas y condenada. Los escáners están bien, pero también hay que escuchar al cuerpo. Nunca confieso a nadie todos mis males. Digo unos a los unos y los otros a otros diferentes.
Estoy muy cansada. Mi vida es difícil y no puede hacer más que deteriorarse.
Desde que tome esta decisión me siento serena, a pesar que tengo miedo del pasaje.
Sois las dos personas que más he amado en este mundo y lo he hecho lo mejor posible, creedme.
Das un abrazo a vuestros hermosos hijos.

Lucile

Pd: Sé muy bien que os voy a causar tristeza, pero resulta inevitable antes o después y prefiero morir viva.

Nada se opone a la noche, Delphine de Vighan, Anagrama, Barcelona, 2012