Prensa y difusión

#AsuntosEpistolares 28

Envía: Luciana Ernanny Legey

Querido Robert,
Frecuentemente me quedo despierta imaginando que tú también estás despierto. ¿Sientes dolor o te sientes solo? Tú me sacaste del período más oscuro de mi joven vida, compartiendo conmigo el sagrado misterio de lo que es ser un artista. Yo aprendí a ver a través de ti y nunca compuse una línea o dibujé una curva que no haya venido del conocimiento derivado del precioso tiempo que pasamos juntos. Tu trabajo, que ha venido de una fuente fluida, puede ser rastrado hasta la canción nuda de su juventud. Me hablaste de sujetarse en las manos de Dios. Acuérdate, en todo, siempre sujetaste aquella mano, sujétala firme, Robert, y no la sueltes jamás.
La otra tarde, cuando te dormiste en mi hombro, yo adormecí también. Pero antes de eso, se me ocurrió contemplar todas tus cosas y tu trabajo, y, pasando por años de trabajo, en mi mente, de todo tu trabajo, eres todavía tu trabajo más bonito. La obra más bella de todas.

Patti Smith, 1989

Carta escrita por Patti Smith a Robert Mapplethorpe pocos días antes de la muerte del fotógrafo.