Prensa y difusión

Resonancias

Una mañana me encontré con estas huellas. Resonaron inmediatamente como un asunto de familia, caminos superpuestos, contrarios, cercanos, distantes que como huellas indelebles inscriben bordes inciertos y efímeros.
Les alcanzo estas imágenes y un pequeño aporte.

"Escritos en la arena"
Marita Manzotti

¿Qué hace del psicoanálisis el lugar donde la gente viene a hablarnos de las marcas del parentesco, de sus recuerdos de infancia, de lo que fue dicho en alguna parte y del sentido que recibieron?

Vienen después de años de sostener en la memoria eventos, situaciones, en fin, palabras que marcaron un destino. Una memoria que lleva fijado encuentros y desencuentro familiares que como huellas impresas escriben una biografía anticipada: las cosas se dieron como se dieron, con idas y vueltas pero así, sin equívocos, ni tropiezos y bajo esa creencia no se despierta.

Pero Lacan nos advierte que hay unas palabras, esas que no se comprenden pero que hicieron cuerpo. Esas que sostienen la práctica del psicoanálisis en la vía de "aproximar cómo operan" para intentar alcanzar lo real.
Felizmente, ¡hay un agujero!

Leer esos efectos de sentido, que tapan inmediatamente que hay agujero... cuando la patinada se produce, permiten diferenciar la invención de la memoria.
Y es la neutralidad del analista al orientar la cosa de otro modo, subversión del sentido, que cambia el sentido por lo real.

Hay las huellas y también el viento... que hace pifiar.
En fin son solo "asuntos de familia"escritos en la arena.